Carta del Consejero Delegado


En 1996 empezó una historia que todavía tiene mucho que contar. Sesaelec nació hace 20 años en un momento de cambio, un momento que tanto yo como mis socios supimos aprovechar. Era el momento de transformar el mercado de los suministros eléctricos. Y, si una cosa teníamos clara, es que nunca íbamos a parar de innovar y mejorar en nuestro sector. Teníamos la misma hambre de futuro antes como ahora.

Aún recuerdo como empezamos siendo 5 personas y me sigo maravillando al ver que ahora somos 100. Un recorrido y crecimiento constante que no puede explicarse sin la ayuda, confianza y buen trabajo de todo el equipo. No puedo estar más orgulloso de todos ellos: proveedores, socios, clientes y trabajadores.

Y es que ahí está la clave, en la gran calidad personal y laboral de todo nuestro personal. Sus ganas, vuestras ganas, de hacer bien el trabajo, nuestra formación y reciclaje constante y las ganas de seguir creciendo juntos, es todo lo que hemos necesitado para llegar hasta donde hemos llegado. Superándonos, incluso en los momentos más oscuros de la crisis, y mirando siempre hacia el futuro.

Esa dedicación al futuro y a las cosas bien hechas es algo de lo que sé a ciencia cierta, que mis hijos, Eloi y Aleix, han heredado y aprendido de Sesaelec. Cada día demuestran con su trabajo cómo el futuro de Sesaelec está en las mejores manos. Su voluntad de permanecer en una evolución constante que ayude al grupo a seguir avanzando, para abrazar cada vez más el camino de la digitalización del mercado y poder aprovechar todas las ventajas que esto nos puede proporcionar.

Poco más me queda por decir; seguimos avanzando para que, si estos primeros 20 años han sido estupendos, los próximos 20 sean magníficos. Por mi parte sigo apostando por Sesaelec, las ganas de trabajar, de seguir aprendiendo y de seguir aumentado esta gran familia.

Antoni Silva,

Consejero delegado del Grupo Sesaelec.

Copyright 2017 Sesaelec. Diseñado por Kando